sábado, 13 de enero de 2018

Entrevista a Kevin Daly


"¿Quién es Warren Buffett?" 

Es una pregunta que le hicieron a Kevin Daly en una entrevista de trabajo cuando empezaba en 1983, encontrar la respuesta a esta pregunta lo condujo directamente a la metodología de inversión empleada por Daly a lo largo de su carrera, fiel imagen a la filosofía de inversión de Warren Buffett, Daly busca empresas que se venden muy por debajo del valor intrínseco de su negocio, y ha sido extremadamente exitoso en la aplicación de esta metodología.

Después de 15 años de escribir investigaciones y expresarlo en su propia  su cuenta personal de acciones, esta creció constantemente en valor con la excepción de un año de perdidas en 1994, tiempo después Daly incio su propio fondo en 1999.

En los 12 años que ha administrando el fondo, Daly ha dado cuenta de un rendimiento bruto anual compuesto promedio de 20.8 % (16.4 % neto), aunque Daly hace un cortocircuito, juega un papel relativamente menor, generalmente representa menos del 10 % de los activos administrados. 

En este contexto, el enfoque de inversión de Daly se acerca más a un fondo de largo plazo, aunque periódicamente mantendrá porcentajes significativos de efectivo, que a un fondo de cobertura largo/corto plazo, desde su inicio, Daly ha obtenido un rendimiento bruto acumulado de 872 % (514 % luego de honorarios de administración é incentivos) en comparación con solo un 68 % de rendimiento contemporáneo para Russell 2000 (el índice más comparable dado el enfoque más pequeño de Daly) y un 9 % negativo de retorno para el S&P 500.

La capacidad de generar rendimientos sustanciales con un enfoque de casi solo largo plazo, en un mercado de acciones que ha ido esencialmente del lado del largo plazo solo cuenta parte de la historia, tal vez el aspecto más impresionante de la actuación de Daly ha sido su control de pérdidas. 

Aunque el mercado de acciones presenció dos enormes fases bajistas en las que los índices bursátiles se redujeron a más de la mitad, la reducción máxima de Daly de un pico de equidad a un mínimo de acciones ha sido solo del 10.3 %, aún más impresionante en términos de control de riesgos, con la excepción de noviembre de 2000, cuando perdió un 6 %, todas sus otras pérdidas mensuales han sido inferiores al 4 %, la relación Gain to Pain de Daly basada en los retornos netos es un 3.2 muy alto. 

Daly obtuvo un título en ingeniería civil en la Universidad de Berkeley, pero mucho antes de graduarse, se dio cuenta de que no tenía ningún interés en el campo de estudio elegido, le molestaba la falta de creatividad en el proceso, las respuestas a cualquier problema específico estaban prediseñadas. 

Si conoces las fórmulas, entonces deberías involucrarte en los números, obtener la respuesta y pasar al siguiente problema, en el proceso había una similitud que no era atractiva para Daly, después de graduarse, se matriculó en el programa de MBA de la Universidad de San Francisco, pensando que una carrera en negocios podría proporcionarle la diferencia que buscaba.

El primer trabajo de Daly, resultó ser el único trabajo subordinado antes de lanzar su fondo de cobertura, fue con Hoefer & Arnett, una firma de corretaje boutique y de banca de inversión, originalmente fue contratado como corredor, pero esto rápidamente se transformó en una posición de investigación, inicialmente, Daly era el único analista de investigación, pero a medida que la empresa creció y se contrataron otros analistas, se convirtió en el director de investigación, su fondo Five Corners se lanzó originalmente dentro de la empresa.

Probablemente sea más exacto pensar en Daly como un inversor privado que como un gestor de fondos de cobertura, el fondo de cobertura es esencialmente la cuenta privada que estaría funcionando si estuviera solo, con una estructura que permite a otros inversionistas coinvertir. 

Daly representó aproximadamente un tercio de los activos invertidos cuando se lanzó el fondo, y todavía representa aproximadamente el mismo porcentaje en la actualidad, dirige el fondo como una operación en solitario desde su oficina en casa. 

Daly está muy feliz con esta estructura simple, y es francamente reacio a esforzarse en recaudar activos para su fondo, ya que podría necesitar expandirse más allá de un negocio de una sola persona, es reacio a complicar lo que él considera el esquema actual perfecto, Daly es un hombre cuyo trabajo y pasatiempo son los mismos. 

Si Daly se retirara, su vida sería totalmente igual, sin duda pasaría el día gestionando su cuenta de acciones, que no sería distinta a como lleva su fondo actual, estaría haciendo el mismo trabajo de investigación y administración de inversiones que está haciendo ahora, porque es una actividad que le gusta.

A continuación la entrevista a Kevin Daly:

Entrevistador:         ¿Cómo se inició en la industria financiera?

Kevin Daly:           Mi primera entrevista de trabajo, después de graduarme de la escuela de negocios fue en un pequeño banco de inversión regional, me entrevistó Alan Hoefer, uno de los tres socios de la firma, durante la entrevista, me preguntó si alguna vez había oído hablar de Warren Buffett. "No", respondí. 

"Bueno, ¿qué te están enseñando en la escuela de negocios en estos días?", preguntó, fue una entrevista larga, y no pensé que lo hice particularmente bien, tomé notas mentales, y después de la entrevista comencé a hacer mi propia investigación. 

Investigue los gráficos anuales de Buffett, leí sobre las compañías que Hoefer había mencionado en la entrevista, las semanas pasaron, y no recibí respuesta de él, supuse que eso era todo.

Entrevistador:         ¿Por qué crees que lo hiciste mal en la entrevista?

Kevin Daly:           Bueno para empezar, ni siquiera sabía quién era Buffett.

Entrevistador:         Me recuerda mi primera entrevista después de la escuela de postgrado, tenía un título en economía, pero no te enseñan nada sobre los mercados. La entrevista fue para un puesto de trabajo como analista de investigación de productos básicos, el director de investigación me preguntó si sabía algo sobre productos básicos. "No realmente", le conteste, es algo así como oro, mi respuesta fue tan mala que todavía la recuerdo después de todos estos años. Afortunadamente, obtuve el trabajo porque escribí mi camino hacia él, la historia de tu entrevista toca un acorde familiar donde usted proviene de una formación académica con buenas credenciales, pero no sabe absolutamente nada y no puede responder la pregunta más simple en una entrevista de trabajo.

Kevin Daly:           Exactamente, ahí es donde me encontré, en el verano anterior, tomé un descanso después de graduarme de la escuela de negocios para viajar por Europa, mientras viajaba, me encontré con un amigo mío que conocía de Berkeley, el había ido a la escuela de negocios en la USC, mientras yo asistía a la escuela de negocios en la USF, nos reunimos después que volvimos, comenzamos a hablar de nuestras búsquedas de trabajo y, por coincidencia, resultó que ambos habíamos sido entrevistados para el mismo trabajo, me dijo que habían contratado a otra persona de Berkeley, ninguno de nosotros consiguió el trabajo.

Entrevistador:         ¿Nunca te dieron la llamada de cortesía para decirle que otra persona había obtenido el puesto?

Kevin Daly:           No, no lo hicieron, pero resultó que la otra persona fue contratada como banquero de inversión, que no era la posición para la que me había entrevistado. 

Cuando volví, llamé a Hoefer y le dije: "Estaré en la zona de Burlingame la próxima semana", lo cual era una completa mentira. "¿Le importa si paso a saludarle de nuevo?" Hoefer dijo que estaba bien que viniera, entré y terminé almorzando con Bob Arnett, que era el otro socio fundador de la firma, durante el almuerzo, hablé mucho sobre Buffett y las compañías en las que Hoefer & Arnett invirtieron porque en ese momento me sentí lo suficientemente conocedor como para mantenerme firme en estos temas, en un momento de nuestra conversación, Arnett me miró y dijo: "¿Me está diciendo todo esto porque le interesa ó porque cree que es lo que quiero escuchar?"

"Un poco de ambos", respondí, a la semana siguiente recibí una oferta de ellos para ser un corredor.

Entrevistador:         ¿Le preocupaba que fuera para un puesto de ventas?

Kevin Daly:           No me importaba, solo quería poner mi pie en la puerta, era una empresa muy pequeña, esperaba que si me esforzaba, no estaría atrapado mucho tiempo como corredor, resultó que solo fui corredor cerca de dos meses.

Entrevistador:         Una vez que comenzaste allí, ¿qué dijeron que hiciera?

Kevin Daly:           Estuve trabajando en el teléfono.

Entrevistador:         ¿Fue difícil?

Kevin Daly:           Sí, fue muy difícil, algunas de las personas en mi lista de llamadas estaban fallecidas.

Entrevistador:         ¿Recibió alguna cuenta?

Kevin Daly:           No, no obtuve ninguna.

Entrevistador:      ¿Se sintio frustrado?

Kevin Daly:          Sí, no me gustó para nada, después de aproximadamente dos meses, comencé a escribir investigaciones por mi cuenta, cubrí compañías que no se seguían bien en Wall Street, lo que nos dio un mayor acceso a los gerentes en las grandes compañías de fondos mutuos, nuestro enfoque fue en el valor. 

Tanto Hoefer como Arnett me enseñaron a mirar compañías desde la perspectiva de lo que un hombre de negocios racional pagaría por la compañía si estuviera escribiendo un cheque hoy, un aspecto interesante del negocio para mí fue que a diferencia de las grandes firmas de corretaje que tenían un vendedor entre los analistas y los clientes, escribimos y vendimos sobre nuestra propia investigación, esta estructura me dio la oportunidad de reunirme con algunos de los principales gestores de fondos mutuos, como John Templeton, Chuck Royce y Bob Rodríguez, que eran clientes.

Entrevistador:         Supongo que estos fondos le dirigieron a negocios de comisión a cambio de las ideas de investigación.

Kevin Daly:           Exactamente.

Entrevistador:         ¿Aprendió algo de estos clientes?

Kevin Daly:           Por coincidencia, estaba en Nueva York en el momento del crash de 1987, al hacer mis visitas a gerente en ese día, vi tres respuestas muy diferentes al crash, algunas personas cuando entré a su oficina, estaban casi catatónicos, lo único que podían hacer era mirar la pantalla y ver el mercado evaporarse frente a ellos, no podían comprar, y no podían vender. 

Se disculpaban por no poder asistir a la reunión, y lo entendí por completo, vi a otros clientes que vendían en modo de pánico, luego vi a Chuck Royce que llevó nuestra reunión como si nada estuviera pasando, se sentó en una oficina que tenía un divisor de pantalla de vidrio entre él y su mesa de operaciones, cada vez que terminaba de discutir una idea, él deslizaba la ventana de vidrio y le decía a uno de sus traders que comprara 50,000 acciones, el no tenía miedo de seguir comprando, la forma en que lo tomo me enseñó que uno debe mantenerse enfocado en el valor de un negocio y ver los eventos de crisis exógenas del pasado, las acciones se vuelven más baratas que el valor razonable, puede ser doloroso adquirir en pánico a corto plazo, pero a largo plazo pueden pagarse si está comprando acciones muy por debajo de su valor intrínseco.

Entrevistador:         ¿Qué lo motivó a comenzar un fondo de cobertura?

Kevin Daly:           Estuve investigando durante 15 años, y pensé que era bastante bueno en eso, también había estado invirtiendo en las ideas que recomendaba desde el principio. 

Comenzar un fondo de cobertura parecía una consecuencia natural de lo que ya había estado haciendo, además pude comenzar el fondo dentro de mi propia firma, lancé el fondo en 1999 con $ 3 millones de dólares, un tercio era mi propio dinero, y Chuck Royce y sus amigos y familiares representaron el resto, cuando comencé el fondo, fue justo en medio de la locura de Internet, encontré algunos buenos nombres de valor en ese campo.

Entrevistador:         ¿Cómo es posible que haya encontrado valor en las acciones de Internet en 1999?

Kevin Daly:           Encontré empresas de fibra óptica que estaban enterradas dentro de grandes empresas, pude comprar algunas de estas compañías para P / Es desde 11 ó 12 y obtener efectivamente una llamada gratis en la parte de fibra óptica de su negocio, que no se reflejó en el precio. 

Un ejemplo fue Newport Corporation, que era principalmente conocida como una compañía que producía equipos de prueba y medición para la industria de los semiconductores, cuando lo compré en 1999 a un precio de $ 14 dólares por acción, se cotizaba alrededor de 11 veces las ganancias del año siguiente, tenía un buen balance y se administraba de manera muy eficiente, lo que la mayoría de los inversores no se dieron cuenta en ese momento fue que la compañía contenía una división, que representa una cuarta parte de las ventas totales, que producía productos utilizados en el proceso de fabricación de componentes de fibra óptica. 

En otras palabras, crearon productos que ayudaron a construir la "autopista de la información", a medida que se construyeron redes de fibra óptica, la pequeña división de Newport se benefició, las ventas aumentaron en un 80 % en el 2000, y el precio de las acciones aumentó aún más rápido. 

En 2000, comencé a tomar ganancias en los años 30, pensando que en esos niveles el stock había alcanzado un valor intrínseco, vendí la última de mis acciones alrededor de $ 100 dólares, en ese momento pensé que la acción estaba muy sobrevalorada, no pude apreciar que en un mercado donde las acciones de Internet con poco ó nada de ingresos é ingresos minúsculos podían elevar mágicamente niveles estratosféricos basados en métricas tontas como vendidas por un ingeniero, no se sabía qué tan alta podía llegar una "compañía real" como Newport, más tarde ese año, la acción eventualmente llegó a $ 570 dólares por acción.

Intenté hacer ese tipo de inversiones durante toda la vida del fondo buscando compañías que son algo oscuras, que no están cubiertas por Wall Street, ó que tienen un nicho de negocios dentro de la compañía en el que nadie se está enfocando, utilizo la pequeñez del fondo para mi ventaja, puedo bajar a valores de capitalización más pequeños que los fondos más grandes no pueden ver.

Entrevistador:         ¿En qué rango límites se enfoca?

Kevin Daly:           Soy bastante agnóstico en términos de niveles de capitalización, puedo ir grande ó pequeño, pero es realmente el valor lo que más me interesa, mi objetivo es comprar una empresa con un descuento respecto del valor intrínseco, que se puede medir de muchas maneras dependiendo del negocio, el límite de mercado no es un factor a tomar en cuenta en mi enfoque.

Entrevistador:         Dado que usted es agnóstico sobre el capital de mercado, debe tener un universo de inversión muy grande.

Kevin Daly:           Cerca de 10,000 acciones.

Entrevistador:         ¿Cómo se seleccionan las acciones en una lista tan grande?

Kevin Daly:           Uso Compustat y Zacks para ver sus listas de acciones de EE. UU. Y Canadá.

Entrevistador:         ¿Qué métricas usa para detectar acciones que pueden ser de su interés?

Kevin Daly:           La contabilidad de las compañías financieras es bastante diferente de la de las compañías no financieras, por lo que utilizo diferentes pantallas para cada una. 

Para compañías no financieras, uso algunas de las siguientes:

Empresa valor/EBITDA Valor de la Empresa(EV) es igual al límite de mercado de la compañía (el número de acciones vigentes multiplicado por el precio de la acción) más todos los pasivos a largo plazo (deuda y acciones preferentes en circulación, así como fondos de pensiones con financiación insuficiente) menos efectivo, el valor de la empresa es el monto que uno debería pagar para adquirir todo el negocio. 

El EBITDA, ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, es una medida de la cantidad de flujo de efectivo que la empresa produce anualmente, la proporción mide lo que está pagando en relación con lo que está recibiendo. 

Busco compañías que operen a bajos múltiplos de EBITDA. Precio del flujo de caja libre: FCF es el dinero que le queda a una empresa después de haber pagado todos los gastos e inversiones de capital, se puede usar para pagar dividendos, recomprar acciones ó realizar adquisiciones, el objetivo es encontrar negocios que venden a bajos múltiplos de FCF.

Proporción P / E: el precio actual por acción dividido entre las ganancias pronosticadas, cuanto menor sea la relación, mejor.

EV / EBIT (tasa de cap): esta relación es un giro en la métrica EV / EBITDA, sin embargo, en lugar del EBITDA utilizamos el EBIT, las ganancias antes de intereses é impuestos pero después de deducir la depreciación y la amortización. 

En mi antigua empresa, Hoefer & Arnett, solíamos llamar a EV / EBIT una "tasa de capitalización", similar a una tasa de capitalización utilizada para valorar bienes inmuebles, solíamos argumentar:  por qué comprar un pedazo de bienes raíces comerciales con una tasa de capitalización del 6 % ó un bono con un rendimiento del 7 % si puede comprar una empresa como Macy's con una tasa de capitalización del 20 %.

Para las compañías financieras y los bancos, uso algunos de los siguientes:

Precio/valor contable tangible: el valor contable tangible (TBV) es igual al valor en libros menos los activos intangibles, como patentes y fondos de comercio.

Asumiendo que los préstamos en el balance de un banco han sido apropiadamente contabilizados, una gran suposición considerando los eventos en la industria financiera en los últimos años, un banco que opere en torno a su TBV representaría el valor en el que teóricamente podría liquidarse el banco, el TBV por acción, por lo tanto, podría proporcionar un poco de piso para el valor de un banco.

Proporción de P/P Capital tangible/activos totales: esta relación proporciona una medida de la adecuación de capital de un banco, cuanto más común es el patrimonio común, menos apalancamiento se emplea y más "seguro" es el banco.

Entrevistador:         ¿Con cuántos nombres de acciones termina después de ejecutar sus pantallas?

Kevin Daly:           Alrededor de 200, también se me ocurren ideas de las compañías leyendo y hablando con amigos del negocio.

Entrevistador:         ¿Qué lee regularmente que le es útil?

Kevin Daly:           Suelo leer el Wall Street Journal, Barron's, y una serie de boletines basados en suscripción que incluyen la Transcripción de Wall Street, Dick Davis Investment Digest, Grant's Interest Rate Observer, Value Investor Insight, Santangel's Review y Form4Oracle, que proporciona datos sobre ventas y compras internas . 

También uso sitios web exclusivos de dos miembros que comparten ideas de inversión: Value Investors Club 1 y SumZero, otros dos sitios web útiles son Vickers Stock Research, que realiza un seguimiento de las tenencias institucionales de acciones individuales, y Thompson Reuters, que combina la investigación de firmas de corretaje y proporciona transcripciones de presentaciones de la compañía en conferencias y llamadas de ganancias trimestrales. 

Estas transcripciones pueden ser particularmente útiles, a menudo leo una transcripción más de una vez buscando comentarios optimistas ó pesimistas, ó signos de evasión. 

Finalmente, reviso las presentaciones de la SEC (10K, 10Q y declaraciones de poderes) y los informes de llamadas bancarias de la FDIC.

Entrevistador:         ¿Cómo se pasa de una lista de posibles candidatos a inversión, sus listas de pantallas complementadas por las ideas obtenidas mediante lectura y redes a la selección de inversiones reales?

Kevin Daly:           Entonces comienza el verdadero trabajo, que es la evaluación cualitativa.

Entrevistador:         ¿Qué busca en la evaluación cualitativa?

Kevin Daly:           Lo primero, es si se trata de un negocio fácilmente comprensible, me concentro en compañías con las que estoy familiarizado, lo que Warren Buffet llama invertir dentro de un "círculo de competencia", evito las empresas difíciles de entender con ciclos de vida de productos cortos é impredecibles, como la biotecnología y la alta tecnología.

Busco buenos negocios, un buen negocio es aquel que proporciona un servicio ó producto necesario y tiene un balance y un flujo de efectivo que puede sostenerlo durante períodos difíciles. 

También busco compañías que otras compañías quieran adquirir debido a su participación de mercado, propiedad intelectual, red de distribución ó valor de bienes raíces.

Después de identificar a una empresa para que investigue, comenzaré a leer toda la investigación de Wall Street que pueda encontrar, especialmente los informes de iniciación, los informes producidos por los analistas cuando comienzan la cobertura de una empresa, incluso si el informe está algo anticuado, encuentro que estos informes proporcionan una gran base sobre una compañía y la industria en la que compite, con frecuencia, estos informes incluyen algunos antecedentes sobre la competencia de la compañía, así como tablas que comparan la rentabilidad de la compañía con sus competidores.

Hace varios años, encontré una compañía, Insurance Auto Auctions (IAAI), de esta manera, había estado leyendo un informe de investigación sobre Copart (CPRT), un competidor de IAAI, y encontré una tabla cerca del final del informe que comparaba los márgenes de CPRT con los de IAAI, había una gran disparidad entre los dos, ambas compañías adquirieron automóviles destrozados de compañías de seguros, los almacenaron en sus lotes y luego los subastron en vivo ó por Internet a compradores, incluidos astilleros de salvamento y tiendas de carrocería, aunque ambas compañías hicieron exactamente lo mismo, los márgenes de IAAI fueron mucho más bajos. 

Después de reunirme con la gerencia y hacer algunas investigaciones, no pude encontrar ninguna razón por la cual los márgenes de IAAI no deberían aumentar hacia los niveles de CPRT, además, la acción podría comprarse por un EBITDA de más de cinco veces en adelante y con un rendimiento de flujo de caja libre superior al 10 %.

Comencé a comprar acciones por alrededor de $ 15 dolares por acción, comprando hasta $ 22 dólares por acción, en un año, una empresa de compra, Kelso, Inc., compró la compañía a $ 28.25 por acción.

El principio general es que cuando existen grandes discrepancias entre compañías similares, el potencial de ganancias puede resultar en una adquisición ó ser impulsado por el mercado, luego cuando la acción alcanza una valoración razonable, la vendes y pasa a la siguiente inversión.

Las buenas ideas no vienen tan a menudo, pero cuanto más amplio sea su red a través de la lectura, proyección y conversación con otros, mayor es la probabilidad de que logre encontrar buenas ideas.

Entrevistador:         ¿Puedes pensar en una operación que no funcionara que le proporcionara una lección de aprendizaje?

Kevin Daly:           A fines de 2006, compré Horizon Lines, que era una compañía de transporte de contenedores de la Ley Jones que operaba embarcaciones principalmente entre Hawái, Alaska, Puerto Rico y el resto de los Estados Unidos, según la Ley Jones, todos los buques que transporten carga entre puertos cubiertos de Estados Unidos, deben construirse en los Estados Unidos, registrados bajo bandera estadounidense, tripulados en su mayoría por equipos estadounidenses y ser propiedad de empresas organizadas en los Estados Unidos, que están controladas por personal en un 75 % de Estados Unidos. 

Como se puede imaginar, la Ley Jones crea una barrera significativa para la entrada en estas rutas de envío, y como resultado, Horizon Lines tuvo una participación sustancial en el mercado, en el lado negativo sin embargo, la compañía también tenía su parte de la deuda y una cantidad de buques más antiguos que debían ser reemplazados. 

Mi opinión en ese momento era que estaba invirtiendo en una compañía que tenía un foso importante y que generaría mucho flujo de caja libre, lo que le permitiría desapalancarse, comencé a comprar acciones en la mitad de los 20 años, y en 2007, la acción llegó a mediados de los años 30. 

Sin embargo, fue en esta época que los volúmenes de envío de Horizon Lines comenzaron a debilitarse, lo que provocó que el precio de las acciones disminuyera, al igual que la renovada inquietud del mercado por la necesidad de la compañía de reemplazar sus barcos más antiguos. 

Empecé a preocuparme por la capacidad de Horizon Lines para generar una cantidad significativa de flujo de caja libre, y sin ella, temía que la carga de la deuda de la empresa pudiera hundirla, afortunadamente salí por encima de mi costo promedio, y en el proceso, aprendí otra valiosa lección sobre el peligro de invertir en empresas sobre endeudadas, “Las acciones hoy cotizan a 24 centavos por acción”.

Entrevistador:         Supongo que las mejores oportunidades de valor surgen en los mercados bajistas más extremos, si identifica una acción como compra en ese tipo de entorno de mercado, ¿cómo maneja el momento de la entrada?

Kevin Daly:           No suenan las campanas cuando las cosas mejoran, nunca olvidaré hablar con el Director Financiero de Measurement Specialties, durante la recesión que comenzó a fines de 2008. 

Una gran parte de sus ventas se destinó a los fabricantes de automóviles originales, cuando las ventas de automóviles en los Estados Unidos, y en todo el mundo se desplomaron, los clientes de Measurement decidieron retirar sus inventarios en lugar de pedirlos a ellos y a otros proveedores de automóviles. 

Como resultado, el CFO me dijo que el teléfono no sonó durante aproximadamente un mes, sus clientes de automóviles simplemente se callaron, a menos que supusiera que nadie iba a comprar un automóvil nuevamente, sabía que esta situación tenía que cambiar en algún momento. 

La compañía había ganado $ 1.20 dólar por acción en 2007, comencé a comprar acciones a $ 3.79 dólar por acción en abril de 2009 y lo compré hasta los $ 7 dólares, vendí la mayor parte de mis acciones en los $ 14 dólares a principios de 2010, que era casi el triple de mi precio de entrada promedio, pero aún demasiado temprano: la acción finalmente alcanzó un máximo de $ 38.98 dólares a mediados de 2011.

Entrevistador:         Muchas acciones de valor permanecen infravaloradas durante mucho tiempo. ¿Cómo se evita la trampa del valor?

Kevin Daly:           Muchas compañías se consideran "baratas", creo que es fácil evitar trampas de valor, el truco es mantenerse alejado de las empresas que no pueden aumentar su flujo de caja y aumentar el valor intrínseco. 

Si creo que el negocio es un "cubo de hielo que se derrite", como periódicos, páginas amarillas y alquiler de videos, por nombrar algunos negocios malos, entonces no invertiré en él, sin importar lo barato que sea, por el contrario, si invierto en un negocio que se puede comprar con un descuento a su valor intrínseco, y ese valor está creciendo, entonces todo lo que tengo que hacer es esperar y ser paciente, como dice Buffett, "el tiempo es el enemigo de los negocios pobres y el amigo de los grandes negocios".

Entrevistador:         ¿Mantienes las acciones por un largo tiempo?

Kevin Daly:           Depende de la valoración, siempre que el precio de las acciones no supere con creces el valor intrínseco de una empresa mantendré la inversión.

Entrevistador:         ¿Cuál ha sido tu exposición promedio? 

Kevin Daly:           Soy mayormente largo, por lo general mis largos son entre 30 % y 90 %, mis cortos son generalmente menos del 10 %.

Entrevistador:         ¿Cómo se las arregló para mantener sus pérdidas tan pequeñas con una exposición tan sesgada, dado que hemos tenido dos enormes mercados bajistas desde que manejó el fondo?

Kevin Daly:           Veo varias estadísticas económicas, que incluyen datos más esotéricos, como las cargas semanales de vagones de tren, cuando los datos apuntan a una desaceleración, podría reducir mi exposición, si estoy lo suficientemente preocupado, incluso puedo pasar a casi todo el efectivo. 

Esta atención a los indicadores económicos me ayudó en 2002 y en 2008, aunque en 2010, el mismo enfoque de precaución redujo mis ganancias, vendí varias acciones con la idea de que la economía estaba en problemas, y luego la Fed inició QE2 [es decir, una segunda fase de flexibilización cuantitativa], y las acciones despegaron, aumenté un 13.3 % neto en 2010, pero habría subido mucho más si no hubiera liquidado en respuesta a mis preocupaciones sobre la economía, no me arrepiento, sin embargo, porque prefiero perder una oportunidad a perder dinero.

Entrevistador:         Durante el largo mercado bajista de 2000 a 2002, ¿tuvo exposición a la baja todo el tiempo?

Kevin Daly:           Tenía muy poca exposición, y tuve mucha paciencia.

Entrevistador:         ¿Qué tan bajo?

Kevin Daly:           Estaba casi en un 90 % en efectivo.

Entrevistador:         ¿Para todo el mercado bajista?

Kevin Daly:           Para la mayor parte.

Entrevistador:         ¿Cuándo recortó su exposición dramáticamente?

Kevin Daly:           Alrededor del final del primer trimestre de 2000.

Entrevistador:         Eso es justo al comienzo del mercado bajista. ¿Qué provocó ese momento?

Kevin Daly:           Era principalmente una cuestión de valoraciones muy estiradas.

Entrevistador:         ¿Cuándo volviste al mercado?

Kevin Daly:           A fines del 2000, pensé que habíamos tenido un buen bajón y que las valoraciones eran más convincentes, luego en noviembre de 2000, tuve mi peor mes, perdí un 6 % y volví a cobrar principalmente.

Entrevistador:         ¿Fue solo la gran pérdida mensual lo que lo volvió a dejar al margen?

Kevin Daly:           Creo que sí, no me gusta perder dinero.

Entrevistador:         ¿Cuánto tiempo se quedo principalmente en efectivo?

Kevin Daly:           Probablemente hasta principios de 2003.

Entrevistador:         ¿Cuál fue la señal más clara para usted?

Kevin Daly:           Fue una combinación de la compresión en valoraciones y signos de que la economía estaba mejorando, algunas empresas me dijeron que el negocio estaba mejorando.

Entrevistador:         ¿Cuál fue su experiencia en el mercado bajista de 2008?

Kevin Daly:           Bajé mi exposición, pero no tanto como en 2000, tenía aproximadamente entre 60 % a 70 % de efectivo.

Entrevistador:         ¿Tuvo alguna respuesta emocional a la crisis del mercado?

Kevin Daly:           Intento mantener las emociones bajo control, tener muchas emociones sobre la inversión no te sirve de nada.

Entrevistador:         Supongo que había reducido a un punto de confort.

Kevin Daly:           Seguí investigando y centrándome en lo que sabía que funcionaba, que es la valoración, ciertamente en ese período de tiempo, también quería empresas con buenos balances.

Entrevistador:         Ha tenido mucho éxito en mantener sus pérdidas pequeñas. ¿Hay algo más que dinero en efectivo cuando el medio es incierto?

Kevin Daly:           También es el tipo de compañías que compro, empresas con buenos balances y un sólido flujo de caja libre, siempre trato de comprar un valor de un dólar de activos por 50 centavos, lo que ayuda a limitar la desventaja.

Entrevistador:         ¿Cómo decide dónde salir de una posición?

Kevin Daly:           Es impulsado por la valoración, espero hasta que el precio de la acción sea justa.

Entrevistador:         ¿Alguna vez tiene posiciones rentables más allá de lo que considera una valoración justa?

Kevin Daly:           No, cometí muchos errores al hacer eso a lo largo de los años, por ejemplo, mantener un puesto por un año completo por motivos impositivos, y luego renunciar a los beneficios que habría obtenido. 

Quiere mantenerse fiel al proceso de inversión, cuando compro una acción, identifico la diferencia entre lo que creo que vale y el precio de la acción, una vez que el precio de las acciones cierra la brecha, vendo la totalidad ó la mayor parte de ella, a veces mantengo una pequeña posición residual y paso a la siguiente inversión, eso podría tomar un año, ó podría llevar un mes.

Entrevistador:         ¿Qué características personales le han permitido tener éxito?

Kevin Daly:           Intento mantenerme lo menos emocional posible cuando las cosas van en mi contra.

Entrevistador:         ¿Cuál es su consejo sobre invertir en acciones?

Kevin Daly:           Siempre debe tener en cuenta que las acciones son unidades de propiedad de una empresa, si compra una acción a una buena valoración, y el precio baja, a menos que algo haya cambiado con las perspectivas comerciales, debe mantener el rumbo ó incluso comprar más.

Por el contrario, no se deje llevar si la acción sube, debe mantener la misma disciplina de valoración para decidir dónde va a vender, si la acción llega a lo que usted cree que es el valor razonable, tome sus ganancias y continúe con la siguiente operación.

Entrevistador:         ¿No sería una decisión peligrosa mantener el rumbo, y mucho menos comprar más, si estamos en un mercado bajista?

Kevin Daly:           Eso es diferente, estaba hablando de fluctuaciones de precios de una sola acción, sé cómo analizar las empresas mas no sé cómo analizar la economía.

Entrevistador:    ¿Por qué crees que está administrando tan poco dinero, cuando su rentabilidad/riesgo es mejor que la mayoría de los gestores de fondos de cobertura de renta variable?

Kevin Daly:           Esa es una pregunta fácil de responder, soy un mal vendedor, nunca he comercializado activamente el fondo, prefiero buscar buenas inversiones en lugar de nuevos inversores. 

Además, en mi nivel actual, puedo tener una vida decente sin los dolores de cabeza que conlleva la construcción de una empresa más grande, cuando estaba en el lado de las ventas, solía ser responsable de contratar y supervisar a los analistas, y nunca me gustó tanto como buscar compañías en las que invertir.
 
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
FUENTE:                                    MAGOS  DEL  MERCADO